• Español
  • English
12 may

2017: El año del turismo sostenible

El año 2017 ha sido declarado por las Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. El objetivo de esta medida es fomentar un cambio en las políticas, las prácticas de empresa y el comportamiento de los consumidores para promover un sector turístico más sostenible. Y uno de los puntos en los que se va hacer más hincapié es en el uso eficiente de los recursos, la protección ambiental y el cambio climático.

El sector hotelero es uno de los que más se preocupa por cuidar nuestro planeta. Y es que los clientes valoran el compromiso medioambiental a la hora de elegir alojamiento. Según datos que se expusieron en Fitur, el 46% de los clientes están dispuestos a pagar más por un alojamiento que invierta en sostenibilidad y un 85% lo valora positivamente. Además, los hoteles “verdes” obtienen más puntuación en webs como TripAdvisor. Y una de las medidas por las que más están optando los hoteles dentro de sus estrategias de sostenibilidad es la de contratar servicios a empresas como ALLCOT para calcular, reducir y compensar su huella de carbono.

La huella de carbono de una empresa es la totalidad de gases de efecto invernadero que produce con sus actividades. En el caso de los hoteles, las emisiones proceden del consumo energético de las habitaciones, del comedor, de las cocinas y de las instalaciones de ocio; del consumo de agua, de los residuos y del transporte utilizado por los empleados. Si se miden las cantidades de emisiones producidas, se pueden monitorizar. Y, al hacerlo, reducirlas y ahorrar dinero.

Hay muchas maneras de poder reducir las emisiones, por ejemplo, usando aparatos eléctricos con clasificación energética A o instalación de iluminación LED o de bajo consumo con temporizadores y detectores de presencia en zonas comunes. Sin embargo, ni la tecnología más innovadora puede erradicar las emisiones de carbono de un hotel totalmente. Para hacer frente a estas, los hoteles y sus huéspedes pueden participar en programas de compensación de carbono para eliminarlas. La compensación de CO2 consiste en la inversión económica en proyectos limpios que eliminen de la atmósfera un volumen de emisiones equivalente al que produce habitualmente y que aportan beneficios sociales a las comunidades locales.

Fuente: Corresponsables

Leave a Reply